‘Hay momentos en los que un hombre tiene que luchar, y hay momentos en los que debe aceptar que ha perdido su destino, que el barco ha zarpado, que solo un iluso seguiría insistiendo. Lo cierto es que yo siempre fui un iluso’. (Ed Bloom (Albert Finney) en BIG FISH de Tim Burton)

06 diciembre 2010

Luces Errantes

No se porque pero me recuerda a "Cometas en el cielo" supongo que por la simbologia de las cometas, ojalá voláramos más cometas y observáramos más el cielo,quizás descubriríamos que es más lo que nos une que lo que nos separa...

29 agosto 2010

El secreto de Kells

Me parece que esta es una gran peli de animación, no solo por la manera de afrontarla sino por el tema a tratar, lástima que como siempre alguna de estas autenticas joyas pasen desapercibidas o no tengan salas a las que poder ir a disfrutarlas, si alguien tiene la suerte de encontrarla escondida entre la cartelera que vaya, por aqui al menos no la han dado ni la oportunidad.

19 agosto 2010

Las lagrimas de Shiva

Un fragmento de "EL PALACIO DE MEDIANOCHE" de CARLOS RUIZ ZAFÓN

En una ocasión, hace mucho tiempo, las gentes que vivían en Calcuta, fueron azotadas por una terrible plaga que acababa con las vidas de los niños y hacía que, poco a poco, los habitantes envejeciesen progresivamente y las esperanzas en el futuro se desvanecían. Para remediarlo, Shiva emprendió un largo viaje en busca de un remedio que curase la enfermedad. Durante su éxodo tuvo que enfrentarse a numerosos peligros. Eran tantas las dificultades con que se tropezaba en su camino, que el viaje le mantuvo alejado muchos años y, cuando volvió a Calcuta, descubrió que todo había cambiado. En su ausencia, un brujo llegado del otro lado del mundo había traído un extraño remedio que había vendido a los habitantes de la ciudad a cambio de un precio muy alto: el alma de los niños que nacieran sanos a partir de aquel día.

Esto es lo que vieron sus ojos. Donde antes existía una jungla y chozas de adobe, ahora se levantaba una gran ciudad, tan grande que nadie la podía abarcar con una sola mirada y se perdía en el horizonte fuera cual fuera la dirección en que uno mirase. Una ciudad de palacios. Shiva, fascinado por el espectáculo, decidió encarnarse en hombre y recorrer sus calles ataviado como un mendigo para conocer a los nuevos habitantes de aquel lugar, los hijos que el remedio del brujo había permitido nacer y cuyas almas le pertenecían. Pero le esperaba gran decepción.

Durante siete días y siete noches, el mendigo caminó por las calles de Calcuta y llamó a la puerta de los palacios, pero todas se le cerraron. Nadie quiso escucharle y fue objeto de las burlas y el desprecio de todos. Desesperado, vagando por las calles de aquella inmensa ciudad, descubrió la pobreza, la miseria y la negrura que se escondían en el fondo del corazón de los hombres. Fue tanta su tristeza, que la última noche decidió aba donar para siempre su ciudad.

Mientras lo hacía empezó a llorar y sin darse cuenta, fue dejando tras de sí un rastrode lagrimas que se perdían en la jungla. Al amanecer las lágrimas de Shiva se habían convertido en hielo. Cuando los hombres se dieron cuenta de lo que habían hecho, quisie- ron reparar su error atesorando las lágrimas de hielo en un santuario. Pero, una tras otra, las lágrimas se fundieron en sus manos y la ciudad no volvió nunca jamás a conocer el hielo.Desde aquel día, la maldición de un terrible calor cayó sobre la ciudad y los dioses le volvieron la espalda para siempre, dejándola al amparo de los espíritus de la oscuridad.

Los pocos hombres sabios y justos que en ella quedaban rezaban para que, algún día, las lágrimas de hielo de Shiva cayesen de nuevo desde el cielo y rompiesen aquella maldición

que convirtió a Calcuta en una ciudad maldita...


«Ésta fue siempre mi predilecta entre las historias de mi padre. Es quizá la más simple, pero ninguna como ella personifica la esencia de lo que mi padre siempre significó para mí y sigue significando todos los días de mi vida. Yo, como los hombres de la ciudad maldita que tienen que pagar el precio del pasado, también espero el día en que caigan las lágrimas de Shiva sobre mi vida y me liberen para siempre de mi soledad. Mientras tanto, sueño con esa casa que mi padre construyó primero en su mente y, años más tarde, en algún lugar del Norte de esta ciudad. Sé que existe, aunque mi abuela siempre me lo ha negado, y sin que ella lo sepa, creo que mi propio padre describió en el libro el enclave en que pensaba construirla algún día, aquí en la ciudad negra. Todos estos años he vivido con la ilusión de recorrerla y reconocer todo lo que ya conozco de memoria: su biblioteca, sus habitaciones, su butaca de trabajo...


Y ésta es mi historia. Nunca se la conté a nadie porque no tenía a quién hacerlo. Hasta hoy.»


22 julio 2010

Reivindicando la ternura

En algún lugar a donde nunca he ido, gozosamente más allá
de toda experiencia, tus ojos tienen su silencio:
en tu gesto más delicado hay cosas que me rodean,
o que no puedo tocar porque están demasiado cerca

tu mirada más leve me abrirá sin esfuerzo
aunque me haya cerrado como unos dedos,
tu siempre me abres pétalo a pétalo como abre la Primavera
(tocando hábil, misteriosamente) su primera rosa

o si tu deseo fuera cerrarme, yo y mi vida
nos cerraremos muy delicadamente, de repente,
como cuando el corazón de esta flor imagina
la nieve cayendo cuidadosamente por todas partes;

nada de lo que podamos percibir en este mundo iguala
el poder de tu inmensa fragilidad: su textura
me domina con el color de sus países,
produciendo muerte y eternidad a cada latido

(no sé qué hay en ti que se cierra
y se abre; pero algo en mi comprende
que la voz de tus ojos es más profunda que todas las rosas)
nadie, ni siquiera la lluvia, tiene unas manos tan pequeñas...

EE Cummings

04 junio 2010

Alma. Cortometraje de animación

Para que luego me digan que las muñecas no son inquietantes...

21 abril 2010

Up. Una gran historia de amor en apenas 5 minutos

La pelicual de Up que es una preciosidad, comica, trágica, como la vida con sus más y sus menos, y estos primeros minutos donde conocemos la hermosa historia de amor que desencadena todo. Espero que lo disfruteis y que os emocione tanto como a mi.

16 abril 2010

El corazón Perdido

Una joyita que he encontrado de Emilia Pardo Bazán, espero que lo disfruten tanto como yo.

El corazón Perdido

Iba una tarde de paseo por las calles de la ciudad, vi en el suelo un objeto rojo; me bajé: era un sangriento y vivo corazón que recogí cuidadosamente. «Debe de habérsele perdido a alguna mujer», pensé al observar la blancura y delicadeza de la tierna víscera, que, al contacto de mis dedos, palpitaba como si estuviese dentro del pecho de su dueño. Lo envolví con esmero dentro de un blanco paño, lo abrigué, lo escondí bajo mi ropa, y me dediqué a averiguar quién era la mujer que había perdido el corazón en la calle. Para indagar mejor, adquirí unos maravillosos anteojos que permitían ver, al través del corpiño, de la ropa interior, de la carne y de las costillas -como por esos relicarios que son el busto de una santa y tienen en el pecho una ventanita de cristal-, el lugar que ocupa el corazón.

Apenas me hube calado mis anteojos mágicos, miré ansiosamente a la primera mujer que pasaba, y ¡oh asombro!, la mujer no tenía corazón. Ella debía de ser, sin duda, la propietaria de mi hallazgo. Lo raro fue que, al decirle yo cómo había encontrado su corazón y lo conservaba a sus órdenes de si gustaba recogerlo, la mujer, indignada, juró y perjuró que no había perdido cosa alguna; que su corazón estaba donde solía y que lo sentía perfectamente pulsar, recibir y expeler la sangre. En vista de la terquedad de la mujer, la dejé y me volví hacia otra, joven, linda, seductora, alegre. ¡Dios santo! En su blanco pecho vi la misma oquedad, el mismo agujero rosado, sin nada allá dentro, nada, nada. ¡Tampoco ésta tenía corazón! Y cuando le ofrecí respetuosamente el que yo llevaba guardado, menos aún lo quiso admitir, alegando que era ofenderla de un modo grave suponer que, o le faltaba el corazón, o era tan descuidada que había podido perderlo así en la vía pública sin que lo advirtiese.

Y pasaron centenares de mujeres, viejas y mozas, lindas y feas, morenas y pelirrubias, melancólicas y vivarachas; y a todas les eché los anteojos, y en todas noté que del corazón sólo tenían el sitio, pero que el órgano, o no había existido nunca, o se había perdido tiempo atrás. Y todas, todas sin excepción alguna, al querer yo devolverles el corazón de que carecían, negábanse a aceptarlo, ya porque creían tenerlo, ya porque sin él se encontraban divinamente, ya porque se juzgaban injuriadas por la oferta, ya porque no se atrevían a arrostrar el peligro de poseer un corazón. Iba desesperando de restituir a un pecho de mujer el pobre corazón abandonado, cuando, por casualidad, con ayuda de mis prodigiosos lentes, acerté a ver que pasaba por la calle una niña pálida, y en su pecho, ¡por fin!, distinguí un corazón, un verdadero corazón de carne, que saltaba, latía y sentía. No sé por qué -pues reconozco que era un absurdo brindar corazón a quien lo tenía tan vivo y tan despierto- se me ocurrió hacer la prueba de presentarle el que habían desechado todas, y he aquí que la niña, en vez de rechazarme como las demás, abrió el seno y recibió el corazón que yo, en mi fatiga, iba a dejar otra vez caído sobre los guijarros.

Enriquecida con dos corazones, la niña pálida se puso mucho más pálida aún: las emociones, por insignificantes que fuesen, la estremecían hasta la médula; los afectos vibraban en ella con cruel intensidad; la amistad, la compasión, la tristeza, la alegría, el amor, los celos, todo era en ella profundo y terrible; y la muy necia, en vez de resolverse a suprimir uno de sus dos corazones, o los dos a un tiempo, diríase que se complacía en vivir doble vida espiritual, queriendo, gozando y sufriendo por duplicado, sumando impresiones de esas que bastan para extinguir la vida. La criatura era como vela encendida por los dos cabos, que se consume en breves instantes. Y, en efecto, se consumió. Tendida en su lecho de muerte, lívida y tan demacrada y delgada que parecía un pajarillo, vinieron los médicos y aseguraron que lo que la arrebataba de este mundo era la rotura de un aneurisma. Ninguno (¡son tan torpes!) supo adivinar la verdad: ninguno comprendió que la niña se había muerto por cometer la imprudencia de dar asilo en su pecho a un corazón perdido en la calle.

28 febrero 2010

Beso Soy

Aqui uno de mis poemas favoritos de Miguel Hernandez para celebrar el centenario de su nacimiento.

video

16 febrero 2010

La cabina

Con los Goya me he acordado de Mercero, de Vazquez y de su cabina. Una peqeuña obra de arte y que aún tiene mucho que decir. (Va en 4 partes)
1 Parte

2 Parte

3 Parte

Final

17 enero 2010

Serie Monster

Serie basada en el manga del mismo nombre creado por Naoki Urasawa.

El protagonista es Kenzo Tenma, un excelente neurocirujano de origen japonés que ejerce su profesión en un prestigioso hospital alemán. Tenma es el mejor cirujano del hospital y por ello le confían las operaciones de personajes influyentes y poderosos; además es el prometido de la hija del director-jefe del hospital. En una ocasión, ingresan al hospital un par de hermanos gemelos, una niña con un fuerte shock emocional y un niño con una bala en el cerebro. Los padres de los niños han sido encontrados muertos. Cuando Tenma tiene todo dispuesto para operar al niño recibe órdenes de dejar esa intervención para atender al Alcalde la ciudad que se encuentra en estado crítico producto de una trombosis. Tenma, en esa ocasión, se niega al favoritismo y por convicciones éticas decide ir en contra de las órdenes directas de su superior y operar al niño, llamado Johan, que llegó primero. El Alcalde es atendido por otro doctor y muere, lo que repercute en el prestigio del hospital y su directiva, a raíz de lo cual Tenma es destituido de su cargo como director del área de neurocirugía, su prometida termina con él y le prohíben acercarse al niño que operó. Al cabo de unos días el director junto con el doctor que ocupa el antiguo puesto de Tenma y demás doctores que atendían al niño mueren, convirtiéndose Tenma, por ser el más beneficiado con tales muertes, en el principal sospechoso. Los niños gemelos desaparecen a los pocos días del hospital y nadie es capaz de encontrarlos.

Nueve años despues, Johan, el niño a quien Tenma operó, se presenta ante él y le confiesa que todos los asesinatos ocurridos en el hospital fueron obra suya, y que los llevó a cabo para ayudarlo en agradecimiento por haberle salvado la vida. Posteriormente, Tenma descubre que Johan fue el autor de innumerables asesinatos sin resolver y desde ese momento Tenma se dedicará a perseguir a Johan (el "monstruo" al que alude el título del cómic) por toda Alemania para detenerlo y probar así su inocencia. A su vez, Tenma es perseguido por la policía y especialmente por el inspector Lunge, quien le va atribuyendo a Tenma cada nueva muerte que se produce.



12 enero 2010

Alicia en el Pais de las maravillas

Vincent

El primer cortometraje de Tim Burton, narrado por Vincent Price. Supongo que casi todo el mundo lo habrá visto ya, pero es una debilidad que tengo.

10 enero 2010

Invisible

Susurros entre sueños
Anhelando ser encontrada
Pero invisible siempre
Invisible, invisible...

Lanzando gritos al viento
Suspiros al aire
Que resuenan en la arena
Pero nunca contestados
Preguntas sin respuestas,
Deseando ser la lluvia
Que golpea el cristal

Y siendo nada,
Siempre nada.
Eco sin respuesta,
Copo de nieve desehecho
Que nadie observa ya
Lanzando palabras,
Gestos, risas
A la inmensidad
Aunque nunca contestados,
Nunca escuchados...

Invisible,
Parte de algo,
Sombra de nada
Eso soy yo

Y seguiré gritando,
Seguiré danzando
Invisible,
Pero yo

05 enero 2010

Carta sin destino

Carta sin destino, sin final, sin respuesta. Palabras lanzadas al viento intentando encontrar una luz que me ilumine, que me diga cual a de ser el siguiente paso. Ojala haya un siguiente paso, una nueva oportunidad, tan difícil, tan difuso puede resultar conocerte, simplemente eso, verte.
Te vi aquella tarde, te vi realmente y esperaba o creí mas bien que tu me vistes a mi también y que eso significaba algo, que nos conoceríamos, que descubriríamos quien era el otro y a partir de ahí quien sabe, el mundo es inesperado e inexplorado.
Siempre he sido prácticamente invisible, pero creí que tú me habías visto, aunque supongo que quizás era lo que quería creer porque es lo que me pasó a mí y nunca me había pasado algo así.
Supongo que puedo pasarme toda la vida escribiendo estas palabras y nunca conoceré realmente la repuesta.
¿Crees en la magia?¿En las conexiones entre personas o entre seres vivos? Yo si siempre lo he hecho o al menos lo he sospechado, ahora lo se con absoluta certeza si es que puede haber certeza en este mundo.
A veces te encuentras con otro ser y algo encaja, es como un puzzle, ocurre y no debes preguntar porque ni cuando ni el motivo, únicamente debes sentirlo y disfrutarlo. La magia no debe necesitar a la razón, debe nacer del corazón, supongo que este es otro de los motivos por los que soy invisible, lanzo preguntas al viento y dejo a mi alma y mi corazón sentir, a veces quizás debería razonar más y preguntar más…Ahora la pregunta es, esta historia es mía o ya adquirido su propio carácter, y tiene su vida y me lleva por donde desea, porque ya no habla de ti ni de mi, quizás eres mi musa y la inspiras esta y otras muchas ya para siempre, pero ya no habla de ti, no se hacia donde me lleva, hacia gente que se deja llevar por el corazón, románticos empedernidos que no encajan en este loco mundo, que se dejan a veces arrastrar por sus propios fantasmas, que intenta hallar el camino pero son incapaces de dejar su alma, su corazón a un lado.
A veces me pregunto si algo anda mal en mi para fomentar más y más esta locura de copos de nieve deshechos, de palabras lanzadas al vacío sin animo ni esperanza de ser escuchadas, abrazadas, acariciadas por unos dedos que buscan, que anhelan ese destello que atraviesa el alma, que nos arrastra y que nos condena pero que inevitablemente nos hace libres.¿Porque acaso nuestra autentica libertad no proviene de esa parte intima de nuestro ser?, esa que apenas nadie conoce, aquella a la que le debemos lealtad, aunque nos condene a la invisibilidad.
Hoy oí una frase: "una persona que trabaja con las manos es un obrero, una que trabaja con las manos y el cerebro un artesano, y aquel que trabaja con las manos, el cerebro y el corazón es un artista".
Resulte pretencioso para algunas personas lo que a continuación voy a decir pero entonces soy un artista, las manos uso, el cerebro poco pero algo, pero sobre todo hay corazón en todos mis pequeños destellos de locura, de palabras, de voces, gritos lanzados al viento, soy consciente de que no son escuchados casi nunca, oídos alguna vez pero escuchados difícilmente, pero dejaría de ser yo si renunciará a ellos. ¿Se puede renunciar al alma? Yo al menos creo que no, y realmente prefiero seguir siendo invisible a renunciar a que me guíe mi alma. Solamente lamento que probablemente no llegue a descubrir si me llegaste a ver, yo lo hice y me hubiera gustado seguir descubriendo quien eres.
Perderme un poco en mi locura y seguir lanzando destellos invisibles al mundo…
Arenas del tiempo olvidadas por los hombres, que caminan a su lado sin ser conscientes de su presencia.
Copo de nieve desecho, lamentos del viento, sombra de nada, luna de otoño en la que la primavera danzo junto a su cama y desde entonces busca entre las hojas su recuerdo. Y en un palacio a medianoche bailan entre estrellas y sueños, danza eterna, sin principio ni final cuando se encuentran, cuando se hallan.
Locura que proviene del alma misma porque sin ella no soy nada, sin ella puede que visible, pero ya nunca más yo, invisible pero libre, libre, siempre libre …